Go toINGRESAR Go toSALIR

¿Terror por las manchas en la piel?

Cuando en la cara principalmente, aparecen manchas simétricas, puede tratarse de melasma, que son precisamente parches de piel oscura que aparecen en zonas faciales que están expuestas al sol, consecuencia de un aumento de melanina a nivel de la epidermis o la dermis.

De acuerdo con el sitio médico Manual MSD, el melasma suele aparecer durante el embarazo (por lo que también se le conoce, como máscara del embarazo) y en las mujeres que toman anticonceptivos orales, pero puede afectar a cualquier persona. 

Este trastorno dermatológico se presenta con mayor frecuencia en personas de piel oscura, en las que también dura más tiempo. El diez por ciento de los casos ocurren en mujeres que no están embarazadas y en los hombres de piel oscura.

Las personas que pasan mucho tiempo expuestas al sol tienen un riesgo mayor de melasma. Otros factores de riesgo incluyen los trastornos tiroideos autoinmunitarios y fármacos que provocan que algunas pieles sean más sensibles a los efectos de la luz solar.

¿Cómo prevenir la melasma?

Para la prevención de la melasma ayuda el evitar, en la mayoría de lo posible, aquellos factores que pueden resultar desencadenantes para la enfermedad, como son las exposiciones solares intensas o el uso de anticonceptivos orales.

Asimismo, los dermatólogos aconsejan el uso de protectores solares de amplio espectro, con FPS de 30 o más a diario y  cremas con despigmentantes suaves y antioxidantes.

¿Qué tratamientos funcionan contra la melasma?

Como ya se mencionó, Manual MSD, recomienda que las personas con melasma, usen filtros solares con un factor de protección solar (FPS) de 30 o más, vestir ropa protectora y evitar la exposición al sol para impedir que la afección empeore. 

Aunado a lo anterior, también se recomiendan cremas recetadas para aclarar la piel las cuales, a menudo contienen una sustancia química llamada hidroquinona que evita que las células de la piel produzcan melanina. 

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que el uso de estas cremas puede llegar a tener efectos secundarios, como la irritación de la piel, y no funciona con todo el mundo, por lo que es necesario que sea prescrita por un médico.

También podría recurrirse a procedimientos quirúrgicos, procedimientos que pueden tratar la melasma, que incluye microagujas, peelings químicos y terapias con láser. 

En este punto también se debe aclarar que cada tipo de procedimiento tiene riesgos asociados y podría empeorar la afección, por lo que debe ser realizado por un especialista con experiencia.

 
Te has inscrito satisfactoriamente. Ingresa este código de descuento y obtén un 10% en tu primera compra. BIENVENIDO10